25 de mayo de 2024

Plástico: una pandemia silente

Contaminación del mar caribe por plástico

Contaminación del mar caribe por plástico

Polímero orgánico de alto peso molecular mejor conocido como Plástico, nombre derivado de plasticidad que es la propiedad que tiene un material de deformarse sin llegar a romperse.

Su uso se remonta al siglo XVI antes de era cristiana cuando los primeros habitantes de América procesaban el caucho a partir de un savia lechosa extraída del árbol Castilla Elástica.

En la actualidad el plástico se procesa a partir de varias materias prima, entre estas están, los derivados del petróleo, almidón de maíz, celulosa de algodón y sintetizados por bacterias.

Su aplicación está presente en casi la totalidad del diario vivir de los humanos por ser tan económico, fácil de moldear, resistente a la humedad, al frío, algunas variedades más que otras también al calor, a los golpes y torceduras, por ser de peso ligero y muy abundante, pero son estas mismas características que lo hacen ser tan eficiente en su aplicación cotidiana, las mismas características que lo hacen ser tan nocivo para el medio ambiente.

Por ser el plástico tan económico y abundante, su uso en la industria, generó un cambio de cultura del reúso a la cultura del desecho, tanto así que se estima que solo Coca Cola produce: 

Por segundo 3,400 botellas plástica

Por minuto 204,000  botellas plástica

Por hora 12 millones, 240 mil botellas plásticas

Por día 293 millones, 760 mil botellas plásticas

por año 107 mil, 222 millones, 400 mil botellas 

Y se estima que para el 2021 la producción global alcanzará los 500 mil millones de botellas plásticas, que dividida entre la población humana, que somos unos 7,600 millones,  equivale a 66,000 botellas por cada ser humano en el planeta.

Y ¿Dónde va a parar todo este plástico? mucho de este plástico va a parar a los vertederos de basura donde tardará entre 500 y 1000 años para degradarse, otra parte irá a parar a los océanos y playas de la tierra.

Pero recién estamos descubriendo que mucho de todo este plástico en el proceso de degradación se convierte en microplástico que está siendo ingerido en la tierra por el ganado y en los mares por los peces que luego son parte de nuestros alimentos por lo que, lo que desechamos como plástico, está regresando a nosotros en nuestros alimentos o en el agua que consumimos. 

Hasta el momento, no existen evidencias definitivas del nivel de daño que el consumo del microplástico puede provocar en los humanos, aunque sí hay certeza de que es muy nocivo en la salud de los animales más pequeños.

En el caso de los humanos todo apunta a que los aditivos que se agregan a los plásticos se consideran disruptores endocrinos, es decir, compuestos que in­­terfieren en el sistema hormonal. Los ignifugantes pueden interferir en el desarrollo cerebral de fetos y niños; otros compuestos que se adhieren a los plásticos son considerados teratógenos y pueden causar cáncer o malformaciones congénitas.

Please follow and like us:@cumbrenews

About Author

Suscribete a Nuestra Pagina